Consejos para congelar la carne

Aunque los alimentos congelados son muy prácticos a la hora de cocinar, hay que tener en cuenta una serie de consejos para congelar la carne.

1. Envuelve la carne antes de congelarla.

Envuelve y empaca la carne antes de colocarla en la congeladora, así evitarás que sufra quemaduras por congelamiento.

  • Puedes congelar la carne roja o la de ave con la envoltura de la tienda, pero se recomienda recubrirlas, así te cerciorarás de que el aire no ingrese al empaque. Recubre la carne con bolsas de plástico o papel aluminio resistente diseñado para su uso dentro de congeladoras (la etiqueta lo indicará).
  • Elimina el aire del empaque empleando una selladora al vacío de uso doméstico. Hay selladoras al vacío de diversos modelos y precios, las cuales emplean bolsas especiales (de venta por separado) con las que puedes almacenar alimentos.
  • Emplea recipientes herméticos como latas y frascos plásticos o seguros para congeladoras.
  • Emplea envolturas como papel aluminio resistente, bolsas plásticas para congeladoras o envolturas y bolsas de polietileno.
  • Antes de congelar la carne, retira la mayor cantidad de huesos posible, ya que los huesos ocuparán espacio y pueden contribuir con las quemaduras causadas por el congelamiento.
  • Coloca papel o envolturas para congeladoras entre los pedazos o medallones de carne, así será más fácil separarlos después de congelarlos.
2. Aprende por cuánto tiempo puedes almacenar la carne congelada de manera segura.

No puedes mantener la carne por siempre en la congeladora.

  • Los alimentos crudos (como los filetes o las chuletas) se puede almacenar congelada de manera segura de 4 a 12 meses.
  • La carne molida sin cocinar solo se puede almacenar de manera segura de 3 a 4 meses.
  • La carne cocinada se puede almacenar de 2 a 3 meses.
  • Las salchichas, el jamón y los embutidos se pueden congelar por 1 o 2 meses.
  • La carne de ave (cocinada y no cocinada) se puede almacenar de 3 a 12 meses.
  • La carne de animales de caza se puede almacenar de 8 a 12 meses.
  • La temperatura de una congeladora o hielera debe mantenerse en -18 °C (0 °F) o menos.
3. Debes colocarle una etiqueta a todos los recipientes y empaques.

Debes saber qué es lo que contiene la congeladora y cuán antiguo es.

  • La etiqueta debe indicar el tipo de carne (pechuga de pollo, filete, carne molida, etc.), si es cruda o cocinada y la fecha en la que se ha congelado.
  • Te recomendamos agrupar los alimentos similares, lo que te ayudará a encontrarlos en un momento posterior. Por ejemplo, agrupa todo el pollo, toda la carne de res o toda la carne de cerdo.
  • Primero consume las carnes con mayor antigüedad, así no tendrás que desechar las que hayan caducado o que tengan quemaduras a causa del congelamiento.