Guiso salado

Si un guiso de carne o pollo se te ha pasado de sal, añade un vasito de leche fría y mueve la cazuela, verás como se corrige el exceso de sal.