En la parrilla

La carne se sazona después de cocinarla porque sino pierde su jugo, obteniendo como resultado una carne más seca. Esto es debido a que la sal absorve el jugo de la propia carne. Lo mejor es dejar reposar la carne a temperatura ambiente y embadurnarla con aceite antes de cocinarla.